Guatemala

Guatemala, historia, folklore y tradiciones

Antigua, Guatemala, Monumento de América

La Antigua Guatemala

La ciudad de Santiago de los Caballeros de Goathemala, cuyo nombre oficial e histórico es Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Goathemala y popularmente nombrada en la actualidad como La Antigua Guatemala, es cabecera del municipio homónimo y del departamento de Sacatepéquez, Guatemala; se ubica a aproximadamente 45 kilómetros al oeste de la capital de la República de Guatemala, y a una altitud de 1470 metros osbre el nivel del mar.De acuerdo al censo oficial de 2003, tiene una población de 44097 habitantes. Durante la época de la colonia era conocida como Santiago de los Caballeros de Guatemala y recibió el título de la ciudad más bella de las Indias, debido a su exquisita arquitectura.

Es reconocida por su bien preservada arquitectura renacentista española con fachadas barrocas del Nuevo Mundo, así como un gran número de ruinas de iglesias católicas. Fue designada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Fue la tercera sede de la capital de la Capitanía General de Guatemala que comprendía a los actuales Estados de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, así como Chiapas en México. Luego de la destrucción por inundación del segunda ciudad, ubicado en el Valle de Almolonga, en las faldas del Volcán de Agua a donde había sido llevada tras abandonar el primer asentamiento en Iximché en 1527 fue construida a partir de 1543 en el Valle de Panchoy, y establecida como cabecera de la Real Audiencia de Guatemala en 1549. Durante su desarrollo y esplendor fue conocida como una de las tres ciudades más hermosas de las Indias Españolas.

La ciudad se trazó en forma rectilínea, con las calles orientadas de norte a sur y de este a oeste, con una plaza central. Para los edificios eclesiásticos y de gobierno fueron designados lugares importantes alrededor de la plaza central. Entre 1549 y 1563, las propiedades al sureste de la plaza mayor fueron vendidas a la corona y ocupadas por el primer presidente de la Real Audiencia de los Confines: el licenciado Alonso López Cerrato. quien además fungió como gobernador y capitán general. El edificio que se construyó originalmente era pequeño de artesonado con portal, techo de teja y paredes de adobe. La ciudad estaba rodeada por tres volcanes, montañas, planicies y cerros; a este territorio se le llamó Valle de Guatemala y contaba con 73 pueblos, dos villas y la propia ciudad de Santiago de los Caballeros.

Iglesia del Carmen ruinasDebido a los constantes problemas entre los conquistadores y los representantes de la corona enviados por el rey de España, la Audiencia de los Confines se suprimió en 1565. En 1570 se reinstauró la audiencia, esta vez independiente del virrey de México y se le llamó Audiencia de Guatemala.

Los monjes franciscanos fueron los primeros en mudarse al valle de Panchoy, la capital del Capitanía General de Guatemala y construyeron una capilla en el solar en el que posteriormente se construyó la iglesia de la Escuela de Cristo. Esta capilla fue destruida en 1575 por un terremoto y durante los siguientes diez años se hicieron colectas para construir el nuevo complejo, a dos cuadras del anterior. El complejo franciscano se convirtió en un importante centro cultural y religioso para todo la Capitanía General de Guatemala: teólogos, juristas, filósofos, físicos y matemáticos estudiaron en su colegio de San Buenaventura, que estaba ubicado en donde actualmente están las ruinas del monasterio. En el colegio también estudiaron Cristóbal de Villalpando, Tomás de Merlo y Alonso de Paz.

La primera edificación de una iglesia catedral fue iniciada el año de 1545 con los escombros traídos del destruido asentamiento en el valle de Almolonga;7 su construcción fue entorpecida por los frecuentes sismos a lo largo de los años.

Fuente y crédito de la imagen: es.wikipedia.org


Copyright © aquiguatemala.com. Todos los derechos reservados. Contacto  Políticas de privacidad sobre los anuncios de Adsense
MENSAJEs DE REFLEXIóN: Dios nos escucha cuando le hablamos y nos devuelve su ayuda, lo que sucede es que algunas veces son tan sutiles sus respuestas que las dejamos pasar por alto.  10 árboles son necesarios para generar el oxígeno que cada ser humano consume.